Noches dolorosas

Me desperté adolorido. El dolor que soporte aquella noche sólo podía compararlo con tu partida.

Aún la recuerdo, con tristeza. Fuiste sigilosa y misteriosa, sin remordimientos me abandonaste. Quedé destrozado y muy mal emocionalmente.

Han pasado los años y sigo preguntándome ¿Porqué te llevaste la pasión de mi corazón?…

Cómo dejarme?

Me pregunto si seguiste la guía,

Te la explique cuando te conocí.

Los pasos eran claros,

Dejarme roto y llorando

Huyendo de mi corazón.

Siempre pensé que estarías,

Aquí o allá junto a mi vida

Me equivoqué.

Amistades imaginarias

Estaban en mi. Cada día se apoderaban del presente, se alimentaron de mi tristeza e insomnio.

Hablaban idiomas extraños, las oí miles de veces decir que eramos uno solo. Me encariñe y fuimos de v

Estoy perdido en este nuevo mundo..

Tristeza de un verdadero adiós

La única salida para decir adiós estaba en su lengua. Ella acumuló por siglos cada letra como un tesoro, pero uno maldito. Cada día que pasaba malgastaba su tiempo en el intento de olvidar su pasado, trataba de hundirlo pero era imposible.

Nunca fue buena en hablar de su vida, siempre tenían que decirle que hablara con la cabeza y no con las emociones. Ella sólo sabía sobrellevar al tiempo, estaba exhausta de ser una alma perdida. No fue hasta que perdió su paz y mató al tiempo.

Desde entonces corre con locura en la pradera del adiós…

Una historia sin violencia

Se llamaba Raul. Fue en su mejores tiempos, un hombre temible y aplastante. Hoy en día se conforma con su soledad. Aquella que la acompaña a diario, ríe con ella y lo besa con el amor de una madre.

Él sabe que su tiempo aún no termina. Apenas comienza su tercera década en esta vida y sabe que tiene que aferrarse a ella. Pero tiene un problema, su voz interior limita su interacción con los demás. Le hace saber que su corazón esta frío y no necesita a nadie para seguir latiendo.

Por otro lado, su cuerpo le pide a gritos el calor de una mujer. Ella, sin nombre aún, debe apaciguar el frío que siente diario. Ella debe ser morena, blanca o de cualquier color. Ella debe saber querer y dedicarle tiempo a curar un corazón frío.

Una disputa entre su mente y su alma, que tal vez pelean por el mismo fin. Tal vez son el mismo ejercito proveniente de diferentes ángulos. Ellos lo desconocen pero sin duda alguna luchan por Raul.

Raul, está siempre pensando en una solución. Una nueva estrategia que lo lleve a ser quien fue alguna vez. Su problema es ese amor que le dejó tocado. Lo destruyó con furia, le arrebato las ganas de amar de un sólo golpe. Que difícil es para él hablar del tema…

Esperemos que lo piense menos por hoy..

 

Malas compañias

Comprende que soy muy mierda, no tengo alegrías para compartir. Me gusta mi soledad, disfruto platicar con ella y amarla en silencio.

Entiendeme, soy un ermitaño.

 

Poemas antiguos

Tome el teléfono y marque el número, estaba nervioso pero excitado. Aún no sonaba el timbre y yo pensaba en lo que diría, por quien pediría.
Contestó ella, que fortuna pensé, con un clásico buenas tardes. Yo me atreví a decir hola muy débilmente, y ella repitió tiernamente un buenas tardes, decidí ser por 20 segundos valiente y saludé como un seguro hombre. Ella amablemente me preguntó en que me podía ayudar, yo sin saber que decir pronuncié “en dónde te has metido?”..

Reconoció mi voz y rápidamente cambio el tono, fue seria como si le hubiesen golpeado. Repetí la misma pregunta y no hubo respuesta…

Pude decirle que me tenía preocupado, que la quería y que extrañaba saber de ella. Sólo me dijo palabras que mis oídos no permitieron razonar, y yo sólo dije lo que mi corazón quería hablar..

Humores vacíos

He sido pobre muchas veces en mi vida, algunas con respecto al dinero y otras con la felicidad. Hoy hablaré de las pobrezas de la felicidad.

Aún recuerdo el día que comenzó mi infeliz vida, tenía al rededor de 12 años e iba al Instituto. Todos los días caminaba al bus y comenzaba a sentir triste, no era por los estudios si no por ella. Era ella la más bella mujer antes vista en mi corta vida, tenía un gran culo y unas tetas de ensueño, pelo castaño pero recalco en su culo.
Todos la amábamos de lejos, besábamos de lejos y tocábamos de lejos, ella nos alimentaba con su ternura e inocencia. Un día decidí hacerle frente y probar suerte, yo inseguro tomé mi poca y pequeña experiencia y camine como un cazador.
Pase la explanada y camine como un verdadero héroe, vi a los camaradas aplaudir y nerviosos reir. Llegué a su lugar y tome su mano como un gran amante, pero sólo fue eso.. Me congele y sólo dije un pequeño verso.

Desde ese día la perdí, o tal vez desde antes..

¿Qué ha sido de mi?

Fue hace unos años que me percaté de mi indiferencia hacia la sociedad, en ese tiempo no tenía una idea clara de lo que pasaba por mi.
Dejé pasar oportunidades para comprenderme y me alejé de mi realidad, intenté ser normal y comportarme como dictaba nuestra sociedad pero ni así llegué a ser feliz. Parte de mi puso en duda la felicidad como se conoce, parte de mi intentó hacerme entender que tal vez estaba en lo incorrecto.

Hoy puedo asegurar que la vida es una mierda si así lo quieres, pero también si no es así.

Un día de mierda.

Amanecí cansado, cansado de todo, triste e infeliz. Muchas veces me pasa y lloró pero con gracia, otras me ignoró y lloró también.